Interior Original

El interior de la Casa Don Bosco en Ronda se mantiene completamente original de los principios del siglo XX, cuando la casa fue remodelada en estilo modernista. La arquitectura de este palacete es muy representativo del estilo palaciego rondeño donde los elementos mudéjares, neogóticos y clasicistas conviven en plena armonía.

El edificio muestra el patrimonio histórico y artístico rondeño. Hay excelentes ejemplos de artesanía local de la época, entre ellos cabe destacar:

Mobiliario de madera de nogal, tallado a mano, al más puro estilo castellano de los siglos XVIII y XIX. La espléndida chimenea en el salón principal es su mejor exponente.

Un bellísimo patio decorado con azulejos de inspiración nazarí y una colección de cerámicas regionales.

Tapices del siglo XIX con motivos pastoriles, realizados por la Real Fábrica de Tapices de Madrid.

Una colección de pinturas del salesiano Don Salvador Rosés. Fue amante del arte, pintor de prestigio y el director del Sanatorio Don Bosco entre 1946-1964.

Un conjunto de treinta y nueve láminas de cerámica, con motivos taurinos, de Pedro Mercedes. Fue un célebre maestro ceramista de Cuenca, ciudad hermanada con Ronda. La exposición de estas obras únicas se encuentra en esta casa desde 1975.